Titulo proyecto y

RÍO SENSUNAPAN

El río Sensunapán tiene una longitud de 16 kilómetros, inicia en el municipio de Juayúa y finaliza en Acajutla, para desembocar en el océano Pacífico. Es considerado el río más grande del departamento de Sonsonate y sus aguas son utilizadas en un 64 % para la agricultura[1]. Pero este río se mantiene en estrés hídrico, debido a la contaminación por aguas negras o químicos provenientes de madurantes y herbicidas de monocultivos.

Sensunapan S.A. de C.V. opera en Nahuizalco desde 1998 con la Pequeña Central Hidroeléctrica Nahuizalco I. Desde hace 17 años, la empresa Sensunapan SA de CV ha insistido en la búsqueda del permiso ambiental para su segunda central hidroeléctrica[2].

Entre el 19 de junio y el 2 de julio de 2020, el MARN impulsó una consulta pública como ordena la Ley de Medio Ambiente en medio de una cuarentena restrictiva por Covid-19. Dos meses después de este hecho, en agosto de 2020, organizaciones y comunidades interpusieron una demanda contra el proceso de consulta pública impulsada por el MARN en junio de 2020. La demanda fue interpuesta por la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD) ante el Tribunal Ambiental de primera instancia de Santa Ana.   Y en diciembre de 2020 ese tribunal anunció que la demanda interpuesta por FESPAD sería archivada. Y en enero de 2021, la   Cámara Ambiental de Segunda Instancia reabrió el proceso judicial por el aviso de denuncia interpuesto por FESPAD en coordinación con organizaciones como UNES y las organizaciones indígenas[3]. Luego, en junio de 2021 La Cámara Ambiental resuelve medidas cautelares en protección de los derechos culturales y ambientales de la población indígena de Nahuizalco.

El 12 de enero de 2022 la Cámara Ambiental otorgó la ampliación de las medidas cautelares en favor de la protección del Río Sensunapán otorgadas en junio de 2021. Entre las medidas que se amplían en un periodo de seis meses, se encuentra la orden hacia el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de no otorgar el permiso ambiental a la empresa Sensunapan S.A de C.V para realizar el proyecto ‘’Pequeña Central Hidroeléctrica Nuevo Izalco II’’

En el río Sensunapán ya sufre estrés hídrico por 7 represas, y ahora, la empresa Sensunapán S.A de C.V, pretende desviar y entubar 1150 m del caudal talando árboles y afectando 4 km de río que alberga animales, árboles y flora nativa de la zona. Esta afectará a 30,000 habitantes de cuatro comunidades de forma directa: Sisimitepet y Pushtan del municipio de Nahuizalco; Loma del Muerto de Sonsonate; y El Almendro de Sonzacate.  Esta situación, impacta en dos dimensiones: ambiental y cultural.

Dimensión ambiental, la construcción de una octava represa en el río Sensunapán, significa que el río se secaría, dejando sin agua a las familias de los cantones Sisimitepet y Pushtan, de Nahuizalco; Loma del Muerto, de Sonsonate; y El Almendro, de Sonzacate; todos del departamento de Sonsonate[4], que utilizan el vital líquido del río para uso doméstico, para bañarse y actividades de riego, y para la pesca.

Dimensión cultural, en la cuenca del río Sensunapán existen 11 sitios sagrados para la comunidad, por lo que, la instalación de una octava represa, también representa una transgresión a los pueblos originarios que aún habitan en la zona. El territorio donde están instaladas las ya existentes 7 represas, alguna vez pertenecieron a los pueblos indígenas; además, de provocar sequía en los ríos considerados como fuente de vida para las comunidades indígenas[5].

El impacto que representa la octava represa está fuertemente ligado al derecho humano al agua, la construcción de esta, implica la destrucción de la biodiversidad por la tala de árboles, y la sequía del río Sensunapán. Esto afecta directamente, la fuente de vida tanto de las personas, como de la flora y fauna nativa de la zona.

 

[1] Silvia Orellana, ‘’El río Sensunapán resguarda bienes naturales y ancestrales’’, Diario CoLatino (2002) https://www.diariocolatino.com/el-rio-sensunapan-resguarda-bienes-naturales-y-ancestrales/

[2] Redacción, ‘’Cronología del caso Sensunapán/La octava no va’’, Unidad Ecológica Salvadoreña (2021) http://www.unes.org.sv/2021/06/14/cronologia-del-caso-sensunapan-la-octava-no-va/

[3]Íbid.

[4] Carolina Amaya, ‘’Alcaldía de Nahuizalco pide al MARN que suspenda consulta pública para octava hidroeléctrica’’, Revista Gatoencerrado (2021) https://gatoencerrado.news/2020/06/30/alcaldia-de-nahuizalco-pide-al-marn-que-suspenda-consulta-publica-para-octava-hidroelectrica/

[5] Íbid